Guía familiar para una buena salud bucal

Actualizado: 21 de ago de 2019


La familia juega un rol importante en el control y prevención de la caries. Los padres somos los primeros maestros de vida de los niños, de nosotros depende la creación de hábitos saludables.


Contar con una adecuada educación de higiene bucal nos permitirá ayudar a nuestros hijos a prevenir la aparición de caries. La carie dental es la patología odontológica de mayor frecuencia y que mayor pérdida dentaria causa en niños, adolescentes, jóvenes, adultos y adulto mayor. Luego se encuentran las enfermedades periodontales.


Antes de educar a los más pequeños de la casa es preciso que ustedes, papá y mamá, tomen conciencia y se instruyan en cómo cepillarse correctamente los dientes, la frecuencia y cómo inducir a que lo realicen. Recuerde que la mejor forma de enseñar es a través del ejemplo.


El doctor Roger Domínguez, médico odontólogo de Social Medical, le propone la siguiente guía familiar para garantizar una buena salud bucal.


Alimentación:

Sin duda alguna, los dulces, esos alimentos ricos en azúcares, son los preferidos por la mayoría de niños y adultos, es que ¿A quién no le encanta? Pues bien, sepa que el consumo excesivo de estos alimentos crea un sustrato favorable para el desarrollo de la placa dentobacteriana, elemento que se adhiere a la superficie del diente favoreciendo la aparición de caries


No se preocupe. La solución es simple: Prefiera alimentos saludables como las frutas, vegetales y aquellos ricos en fibra. Además, luego de la ingesta de dulces lávese la boca antes de cumplirse los 30 minutos posteriores al consumo, ya que luego de este periodo de tiempo inicia la formación de la placa dentobacteriana.


Le aconsejamos no incorporar más azúcar a los alimentos de lo que normalmente ya tienen.


Pasta dental:

Elija las pastas que contienen clorhexidina y flúor. El primero evita la formación de placa y el segundo fortalece el esmalte disminuyendo la aparición de caries. La acción del flúor mejora su efectividad si se combina con un correcto cepillado.



El cepillo: Cualquiera que sea la marca comercial, es necesario que el cepillo de dientes se encuentre en buenas condiciones, con las cerdas verticales ya que al perder su posición deja de efectuar una buena limpieza y por tanto debe ser descartado.


El tipo de cerdas -blandas, medias o duras- depende del tipo de encías de cada persona. Para los niños se recomienda un cepillo con cerdas blandas.


Si usted se cepilla los dientes después de cada comida, la vida útil de su cepillo será de aproximadamente un mes. Si el cepillo mantiene sus cerdas verticales su uso puede prolongarse un poco más.



Visita al odontólogo:

Social Medical recomienda visitar al odontólogo dos veces al año. En el caso de los niños lo adecuado es acudir al consultorio dental cuatro veces al año, es decir cada tres meses para prevenir la aparición temprana de caries.


Las mujeres embarazadas y personas con capacidades especiales deben recibir atención periódica y prioritaria.


Los programas de prevención en los centros educativos, desde inicial hasta bachillerato, son relevantes en la educación del cuidado bucal. Su ejecución se enfocará en el aspecto educativo y promocional de la salud y en la aplicación de flúor en todos los estudiantes.