Consejos para una buena higiene bucal


Sabemos que cepillarse los dientes es importante para tener dientes fuertes y sanos. Sin embargo, pocos conocen que, además de evitar la aparición de caries, lavarse los dientes es vital para la salud en general.


El doctor Fabián Urresta, especialista de Social Medical, comenta que la prevención de las enfermedades bucodentales empieza en la infancia con un correcto cepillado. Al lavarse los dientes se elimina una capa fina de bacterias llamada biofilm, principal causa para la aparición de caries y enfermedades periodontales como la gingivitis y periodontitis, que afecta no sólo a la estética de nuestra boca, sino también la función masticatoria.


Una adecuada técnica de cepillado remueve el biofilm y evita estas patologías. Según Urresta, la técnica de Bass es pionera en la remoción de la placa bacteriana.


¿En qué consiste?

Esta técnica se basa en colocar el cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados sobre las caras vestibulares, palatinas y linguales de los dientes, realizando movimientos vibratorios, abarcando de dos a tres dientes sin ejercer demasiada presión para evitar el sangrado y la retracción de las encías.



En la parte superior de las muelas o caras oclusales realice movimientos circulatorios, con una técnica abrasiva para retirar el biofilm.

Tome en cuenta que la técnica del cepillado puede variar de acuerdo a la edad del paciente o si presenta una enfermedad periodontal.




Para un cepillado eficaz Socialmedical le recomienda seguir los siguientes pasos:

1. Desde la encía superior coloque el cepillo en un ángulo de 45 grados y realice movimientos de arriba hacia abajo.


2. Desde la encía inferior coloque el cepillo en un ángulo de 45 grados y realice movimientos de abajo hacia arriba.


3. Cepille las superficies externas, internas y masticatorias de todos los dientes. Mueva el cepillo de atrás hacia adelante


4. Para un aliento fresco cepille su lengua con movimientos suaves.


5. Se recomienda realizar movimientos vibratorios sin ejercer demasiada presión para evitar lacerar las encías y causar sangrado, así como retracción de las encías.



Para la higiene bucal utilice:

1. Cepillo de dientes. La elección del cepillo depende de la edad, si se está en un tratamiento de ortodoncia, si tiene alguna enfermedad periodontal o utiliza prótesis. Se recomienda el uso de cepillos con cerdas suaves en los niños y en quienes padezcan alguna patología para evitar lesiones en las encías y el periodonto del diente. Cambie el cepillo cada tres meses o cuando las cerdas cambien de forma o empiecen a separarse.


2. Pasta dental, de preferencia, con flúor. Ayuda a fortalecer los dientes y elimina la placa dental.


3. Hilo dental. Generalmente, el cepillo no remueve la placa dental en su totalidad, de ahí que es importante el uso del hilo entre cada diente. Pase suavemente el hilo siguiendo la forma del mismo.


4. Enjagüe bucal con fluoruro. Se ha demostrado que contribuye a la re mineralización de las piezas dentarias evitando la presencia de caries.


¡Tú bienestar en nuestras manos!